Descargue la Homilía en formato .PDF

↓ Descargar

Pistas para la homilía

  •   Domingo Julio 13 de 2014
  •   Pistas para la Homilía del Domingo
  •    Jorge Humberto Peláez Piedrahita, S.J.

El reto de formar a los sembradores de valores

• Lecturas:
- Profeta Isaías 55, 10-11
- Carta de san Pablo a los Romanos 8, 18-23
- Mateo 13, 1-23

• La liturgia de este domingo tiene como temática central la parábola del sembrador. Desde el punto de vista pedagógico, este texto es un modelo de comunicación porque logra expresar, a través de un lenguaje comprensible para la cultura campesina, el desarrollo de la semilla de la fe, dependiendo de las condiciones objetivas y subjetivas de los destinatarios del mensaje.

• Los quiero invitar a hacer una lectura no-convencional de esta parábola para que reflexionemos sobre los complejos procesos de socialización que viven los niños y jóvenes de hoy, que son terreno en el cual muchos sembradores arrojan toda clase de semillas, muchas de ellas de plantas venenosas.

• Los primeros sembradores de la semilla de los valores éticos y religiosos son los padres de familia. Es admirable el esfuerzo que hacen muchos de ellos para sacar adelante a sus hijos y protegerlos del ambiente malsano que los envuelve en los barrios en que viven. También son sembradores de valores los abuelos que toman a su cargo a los nietos por la ausencia de los padres, lo que en gran parte se debe a las exigencias del trabajo.

• Muchas veces los padres de familia no están preparados para asumir esta grave responsabilidad. Cuando una persona aspira a un puesto de trabajo debe mostrar que tiene las competencias y la experiencia para poder desempeñarlo con idoneidad. Para el oficio de mayor responsabilidad, como es ser papá y mamá, no se exige ninguna cualificación. Es doloroso el espectáculo de madres adolescentes, con un niño entre sus brazos, que se sienten totalmente perdidas en su nuevo rol.

• Otros sembradores naturales de valores son los maestros. En los últimos meses se ha abierto una amplia discusión sobre las deficiencias de nuestro sistema educativo, la pésima calidad de los maestros y el bajo reconocimiento social que tienen. ¿Qué se puede esperar de unos niños y jóvenes que provienen de hogares disfuncionales y que asisten a unas instituciones educativas de pésima calidad?

• Otros actores clave en el proceso de socialización son los amigos. Tener buenos amigos es el mayor tesoro; estar rodeado de malos amigos, que no invitan al estudio, al deporte y a las diversiones sanas sino al vicio, pone en grave riesgo a adolescentes vulnerables. Las pandillas son sembradores de semillas de plantas venenosas en la mente y el corazón de unos chicos muy influenciables que son atrapados en las redes de estos liderazgos negativos.

• El Padre Adolfo Nicolás, Superior General de los jesuitas, llama la atención sobre un rasgo de la cultura contemporánea al que describe como globalización de la superficialidad. Las nuevas generaciones se pasan muchas horas al día conectadas a las redes sociales, y son incapaces de pensar de manera crítica. Asumen como verdadera la información que circula en internet y son acríticos seguidores de colectivos anónimos que marcan tendencias e incitan a determinadas posiciones y juicios de valor.

• ¿Cómo responder al reto de tantos sembradores que de manera irresponsable siembran todo tipo de anti-valores en el terreno fértil de unos jóvenes manipulables? Hay dos acciones urgentes que deben ser asumidas por el Estado y la sociedad civil a través de sus organizaciones: la formación de los padres de familia y la formación de los maestros.

• La Psicología ha puesto en evidencia que durante los primeros cinco años de vida se modelan los valores éticos fundamentales y los principios que regularán la futura vida social. De ahí la gran responsabilidad que tienen los organismos del Estado, las Iglesias, las Fundaciones, las Facultades de Educación para formar sembradores de valores y actitudes como son los padres de familia y los maestros.