Descargue la Homilía en formato .PDF

↓ Descargar

Pistas para la homilía

  •   Domingo Octubre 04 de 2015
  •   Pistas para la Homilía del Domingo
  •    Jorge Humberto Peláez Piedrahita, S.J.

Encuentro Mundial de las Familias

• Lecturas:

- Génesis 2, 18-24
- Carta a los Hebreos 2, 8-11
- Marcos 10, 2-16

• Las lecturas de este domingo giran alrededor de la familia, refiriéndose a ella desde diversos ángulos:

- En el libro del Génesis, se habla de la creación de la mujer a partir de la costilla de Adán. Debemos entender el lenguaje simbólico de este relato. Los valores que se destacan son la complementariedad, la igual dignidad y el proyecto común que la pareja humana está llamada a realizar.
- En el texto del evangelista Marcos, los fariseos ponen a prueba al Señor preguntándole por la solidez de la institución familiar y el divorcio. En su respuesta, el Señor confirma el plan original de Dios sobre la pareja: “Lo que Dios unió, no lo separe el hombre”

• ¿Qué nos dicen estos dos textos en la actual coyuntura de la vida de la Iglesia? Quiero invitarlos a reflexionar sobre el tema de la familia, iluminados por las enseñanzas del Papa Francisco, quien acaba de participar en el Encuentro Mundial de la Familia, en la ciudad de Philadelphia.

• Los medios de comunicación nos han permitido seguir, paso a paso, esta visita a los Estados Unidos. Su bondad y la confianza que inspira cautivaron a los públicos más diversos. Se encontró con los poderosos del mundo y con la gente sencilla; con todos ellos tuvo una sonrisa, abrió sus brazos y pronunció una palabra llena de sentido.

• Por primera vez en la historia, el Capitolio de Washington acogió al Obispo de Roma. Allí estaban para escucharlo todos los poderes: los Jueces de la Corte Suprema, el Gabinete presidencial y el Congreso en pleno. De manera pausada y con una infinita delicadeza, el Papa Francisco trató los temas más sensibles del debate político norteamericano, y supo hacerlo de tal manera que no fuera manipulado por los intereses particulares de demócratas o republicanos.

• Igualmente impactante fue su discurso ante las Naciones Unidas. El magisterio del Papa Francisco irradia una gran autoridad moral porque se nutre de los valores evangélicos y tiene el respaldo de su testimonio de vida. El Papa Francisco se mueve con absoluta naturalidad entre los poderosos de la tierra y entre los más humildes. Su sonrisa es la misma para los inmigrantes indocumentados y para quienes toman las decisiones políticas que afectan la vida de millones de seres humanos.

• Al verlo inmerso en medio de las multitudes, es inevitable referirse al texto bíblico del Buen Pastor: Francisco conoce perfectamente a sus ovejas, interpreta sus necesidades y pronuncia la palabra oportuna; y las ovejas lo conocen a él, lo sienten cercano. El Papa Francisco es un fenómeno muy especial porque ha tocado los corazones de millones de mujeres y hombres, no solo dentro de la Iglesia Católica, sino fuera de ella. Su liderazgo espiritual va más allá de las fronteras de los creyentes.

• El motivo principal de su viaje a los Estados Unidos fue participar en el Encuentro Mundial de las Familias. A continuación quiero invitarlos a reflexionar sobre algunas de las ideas, de gran profundidad y expresadas con enorme sencillez, que compartió en el Benjamin Franklin Parkway, de la ciudad de Philadelphia. Allí se refirió a la dignidad de la familia, el ideal y la realidad cotidiana, los niños y los abuelos. Temas sencillos con los que todos nos sentimos identificados.

• Empecemos por el primer tema que plantea el Papa Francisco, la dignidad de la familia: “Lo más lindo que hizo Dios, dice la Biblia, fue la familia. Creó al hombre y a la mujer, y ¡les entregó todo, les entregó el mundo! Crezcan, multiplíquense, cultiven la tierra, háganla producir, háganla crecer. Todo el amor que hizo en esa creación maravillosa se la entregó a una familia”. “La familia tiene carta de ciudadanía divina. ¿Está claro? La carta de ciudadanía que tiene la familia se la dio Dios, para que en su seno creciera cada vez más la verdad, el amor y la belleza”.

• En la actualidad se están dando apasionados debates sobre los diversos tipos de familia. El Papa Francisco, sin entrar a polemizar ni a descalificar opiniones, nos recuerda el valor esencial de la familia como principio de la vida, núcleo de la vida social y motor del desarrollo.

• Después de referirse a la dignidad de la familia y el lugar que ocupa dentro del plan de Dios, Francisco recuerda que es natural que se presenten dificultades en la convivencia, las cuales pueden superarse con amor. “En las familias hay dificultades. Siempre hay cruz. Porque el amor de Dios, el Hijo de Dios, nos abrió también ese camino. Pero en las familias también, después de la cruz, hay resurrección. La familia es una fábrica de esperanza, esperanza de vida y resurrección”. En lenguaje positivo y motivador, el Papa invita a mirar con optimismo el futuro, a pesar de las dificultades del presente.

• Dentro de sus reflexiones pastorales sobre la familia, el Papa siempre ha hecho referencia expresa de los niños y los abuelos: “Los niños y los jóvenes son el futuro, son la fuerza, los que llevan adelante. Son aquellos en los que ponemos esperanzas. Los abuelos son la memoria de la familia, son los que nos dieron la fe. Cuidar a los abuelos y cuidar a los niños es la muestra de amor más promisoria de la familia. Un pueblo que no sabe cuidar a los niños y un pueblo que no sabe cuidar a los abuelos es un pueblo sin futuro, porque no tiene la fuerza y no tiene la memoria que lo lleva adelante”.

• Soplan vientos de renovación en la Iglesia. Pidámosle a Dios que el Papa Francisco logre sacar adelante reformas muy importantes en la vida de la comunidad eclesial.