Descargue la Homilía en formato .PDF

↓ Descargar

Aporte Ecológico a la homilía del domingo

  •   Domingo Abril 02 de 2017
  •   Aporte ecológico a la Homilía del Domingo
  •    Alejandro Londoño Posada, S.J.

Para algunas personas la venida del Papa tiene un cariz político. Viene a apoyar, dizque al gobierno, en el proceso de Paz comenzado en la Habana. Y es evidente que el Papa va a invitarnos a olvidar los odios y a buscar la paz. Pero una paz fundada en la Justicia Social, en la devolución de las tierras a los campesinos despojados por los diferentes fusiles que han estado en guerra.

Pero su venida también puede mirarse desde otro punto de vista: el apoyo al pueblo en el campo Ecológico. Es el caso, por fortuna, del rechazo rotundo que se dio el domingo pasado, en las votaciones de Cajamarca, a la locomotora minera gubernamental. Casi el 98% votó en contra.

El significado de esta votación vale la pena analizarla a la luz de la Resurrección de Lázaro en el evangelio de hoy, o de los Huesos Secos en Ezequiel; incluso desde la carta a los Romanos en donde se nos invita a no dejarnos conducir por la avaricie y la carne, sino por el Espíritu.

La gente tenía la posibilidad de elegir entre el dinero, los dólares que dejaría la mina de la Colosa o la salud de numerosas comunidades campesinas y poblaciones del Tolima, amenazadas por la contaminación del agua de las quebradas y ríos, por culpa de la minería “legal”.

Los votos fueron un rotundo rechazo a vender el país, despreciar las comunidades campesinas, olvidar la vocación agrícola de toda una valiosa cuenca. Y esta votación es también, en cierto sentido, un apoyo a muchos otros sitios del país, amenazados por la famosa locomotora minera.

En este aspecto tienen gran valor los temores del Papa Francisco en su encíclica LAUDATO SI, Alabado seas, Señor: “El cuidado de los ecosistema supone una mirada que vaya más allá de lo inmediato, porque cuando solo se busca un rédito económico rápido y fácil, a nadie le interesa realmente su preservación” (L. S., Nr. 36).

Aprovechando la futura venida del Papa a nuestro país sería la oportunidad de invitar a los feligreses a comprar y leer esta encíclica de defensa de la Casa Común, de invitación a valorar, admirar y cuidar la Creación. Se consigue en cualquier librería de los Paulinos y Paulinas, con un costo mínimo.