Descargue la Homilía en formato .PDF

↓ Descargar

Aporte Ecológico a la Homilía del domingo

  •   Domingo Septiembre 01 de 2013
  •   Aporte ecológico a la Homilía del Domingo
  •    Alejandro Londoño Posada, S.J.

Dicen que hay dos clases de personas. Las que rezan: “Señor, enséñame a ver sencillo lo que es complicado” y las que rezan: “Señor, enséñame a ver complicado lo que es sencillo”. Y ponen como ejemplo de las primeras al papa Juan XXIII. Cuando le hablaban de lo complicado de convocar un Concilio, respondía que se trataba sólo de abrir las ventanas y dejar entrar el aire a la Iglesia.

El papa Francisco también pertenece a esta categoría: Se trata, según su invitación, de salir de las sacristías, para responder a las necesidades del mundo actual. El evangelio de hoy, precisamente nos invita a proceder con esta humildad y sencillez.

Jesús, como buen observador, miraba las actitudes de las personas en un banquete: Qué afán por conseguir los primeros puestos. Por eso exhorta a sus discípulos a no sentarse en los puestos de honor, sino s ocupar los últimos puestos, para no tener que pasar una vergüenza.

Y la síntesis que les da es genial: “El que se enaltece será humillado, y el que se humilla será enaltecido” (Lucas 14, 11). Vale la pena recordar también un consejo de la primera lectura: “Si eres rico, procede con modestia y te querrán más que dando muchos regalos” (Eclesiástico 3, 17).

Aunque parezca raro, esto también se está dando en algunos enfoques ecológicos. Es el caso de las orgullosas “Semillas transgénicas”. Se enaltecen por sus cualidades y más las empresas transnacionales al imponerlas a los campesinos, aprovechando el T.L.C. y con la anuencia de nuestros gobernantes. Estos permiten que la fuerza pública les arrebate a los campesinos sus propias semillas, las que con tanto esfuerzo han cultivado.

Cuando se descubra del todo el engaño, la ambición, las manipulaciones de empresas estilo Monsanto y la pasividad de nuestros gobernantes tendrán que avergonzarse de haber empobrecido a la gente del campo. Ya muchas personas al ver videos como el famoso de youtube 9.70 de Victoria Solano, han quedado escandalizadas de estos visitantes que quieren ocupar los primeros puestos.

Que distinta, por ejemplo, la propuesta de la “Economía Azul”, que invita ser humildes y aprender de los ecosistemas. En estos nada se pierde. Todo se recicla. En el fondo, es Dios, a través de la misma naturaleza quien nos enseña a aprovechar la obra creadora para bien de todos. Qué tal si aprendiéramos nosotros estas lecciones, por ejemplo, reutilizando los desechos agricolas. Del café sólo aprovechamos el 2% y el resto, el ripio, lo botamos, cuando debiéramos aprender de los ecosistemas
cómo aprovecharlo.

Otro ejemplo: la caña de azúcar. En los trapiches se extrae el jugo, pero la mayor parte, el “gabazo”, cuando más se lo emplea como combustible, contaminando el aire con grandes cantidades de CO2. Si aprendiéramos con humildad de los ecosistemas, buscaríamos convertir éste en abono o emplearlo en otros usos.

Gunter Paoli en su libro sobre la Economía Azul, nos expone cómo en 10 años se han logrado 100 innovaciones en este sentido y se han creado 100 millones de empleos. Al menos, en nuestras casas reciclemos cuanto nos sea posible y agradezcamos a Dios la comida y los bienes que nos da.