Descargue la Homilía en formato .PDF

↓ Descargar

Aporte Ecológico a la Homilía del domingo

  •   Domingo Noviembre 10 de 2013
  •   Aporte ecológico a la Homilía del Domingo
  •    Alejandro Londoño Posada, S.J.

La II carta de Pablo a los Tesalonicenses se presta para que destaquemos un giro fuerte, en una de las Pastorales de la Iglesia, la de atención a los enfermos. El énfasis en esta ha sido el cuidado de quienes sufren la enfermedad en las camas de los hospitales o de sus casas. Ahora, si dejar este cuidado tan amado por Jesús, se ha dado un cambio hacia la atención a la Salud.

El 25 y 26 de octubre de este año, en Bogotá en el Centro Camiliano de Humanización de la Salud, se celebró un Congreso con la participación de más de 300 personas de 40 diócesis de Colombia. Allí se insistió con fuerza en la atención a la Salud, como la misión actual de esta pastoral.

San Pablo en su carta habla de cómo nuestro Señor “nos ha amado y sin merecerlo nosotros no ha dado un consuelo eterno y una feliz esperanza y nos da aliento y firmeza de espiritual para poder obrar y decir” (II Tes. 2, 16-17).

Hoy para cumplir las líneas de acción de la Pastoral de la Salud, nos hace falta esta esperanza y esta firmeza de espíritu. Y con mayor razón cuando vemos que necesitamos que Dios nos siga librando “de la gente mala y perversa” (ib. 3,2).

Estas personas se presente en todos los campos, pero ya viniendo a esta Pastoral, hay gente que con el negocio de las drogas sigue envenenando a la juventud, con el negocio extractivo del petróleo y del oro, sigue contaminando los ríos y dañando la salud de tantas comunidades campesinas, como aparece a diario en las denuncias contra las “locomotoras mineras” y los negocio de las transnacionales empeñadas en destruir nuestro ecosistemas, atentando así contra la salud.

En las mismas calles de ciudades como Bogotá, en especial los buses de transporta público se empeñan en contaminar el aire con sus chimeneas, verdaderas ametralladoras que disparan CO2 contra los habitantes de las ciudades.

Acompañemos a los ministros de la Salud y desde las denuncias ecológicas apoyémoslos en su lucha por un medio ambiente que favorezca la Salud de todos.