Descargue la Homilía en formato .PDF

↓ Descargar

Aporte Ecológico a la Homilía del domingo

  •   Domingo Diciembre 08 de 2013
  •   Aporte ecológico a la Homilía del Domingo
  •    Alejandro Londoño Posada, S.J.

Muy cerca a Bogotá, en un paraje muy ecológico, en la vía a la población de Une, se encuentra el SANTUARIO  DE MARILANDIA, lugar de frecuentes peregrinaciones de personas que vienen de todas partes. El sitio fue donado a la Santísima Virgen por el abogado de la Universidad Gran Colombia, el Dr. Lino Sevillano q.e.p.d, quien afirmó que cuando recibía por pago de sus trabajos un terreno silvestre, sintió allí a medianoche un incendio. Al salir de la casa campesina donde pernoctaba, se le apareció la Virgen María y le pidió construir un Santuario allí.

El cumplió la promesa y el lugar cada día se convirtió en un sitio de peregrinaciones frecuentes y la naturaleza cobró una belleza y riqueza especial. La única condición que puso para entrar en él es no usar radios ni vender alimentos. La gente trae su comida, ora, camina, descansa y goza de un paisaje ex traordinario.

Las personas suelen bajarse una hora antes, al comenzar el camino veredal y hacer la caminata contemplando una naturaleza bien bella. Al llegar al sitio se encuentran la capillita y en todo el terreno unas 8 grutas contruidas por los devotos. Al costado oriental baja una quebrada de aguas cristalinas y a escasos 10 minutos de subir por ella se encuentra otra capillita rústica en honor de San José..

Una de las grutas es célebre por la imagen de una Virgencita de cara campesina, que nos recuerda la descripción del Evangelio de hoy: ”Dios envió al ángel Gabriel a uns poblaciòn de Galilea llamada Nazaret, a donde una joven virgen que estaba comprometida para casarse con un joven llamado José, decendiente de David. La joven se llamaba María. El ángel llegó a donde ella y le dijo: “Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo”.

María mostro luego su gran humildad y sencillez con las palabras siguientes: “Yo soy la esclava del Señor. ¡Que se cumplan en mí tus palabras” (Lc. 1, 26-38). Su prima Isabel confirmó lo anterior con este saludo de bienvenida: “Bendita tú entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre. Pero ¿Cómo es posible que la madre de mi Señor venga a visitarme?” (Lucas 1, 42).

La segunda lectura, tomada de la Misa del II domingo de Adviento nos recuerda esta fecha de preparación para la Navidad y nos invita a mantener firme la esperanza (Romanos 15,5) en todo tiempo, incluso en este donde por culpa de nuestros descuidos estamos acosados por tantos desastres ecológicos.

N.B.:
1. Los carros y busetas para ir a Marilandia se pueden conseguir en la Cl 19ª Nr 14ª-70, tel 4093860

Si alguien desea información sobre las caminatas a ese lugar puede solicitarla al grupo Senderos Eco-Espirituales: 3125505298 (P. Alejo Londoño sj) -3204600373 (Ana Cabiativa) ó 3208691707 (Yazmín Flórez). E-mail: senderosecoespirituales@hotmail.com
2. Las personas que desean darle un sentido ecológico a la Navidad pueden conseguir en ediciones San Pablo, una novena Ecológica que escribí, cuyas Consideraciones van todas en este sentido.