El 25 de marzo se celebró la historia de las Congregaciones Marianas

El sacerdote jesuita belga, padre Jean Leunis S.J., reunió el 25 de marzo de 1563 a varios estudiantes en el Colegio Romano, organizándolos como grupo con el propósito de avanzar espiritualmente y servir al prójimo necesitado en la Ciudad de Roma.


Así nació la primera Congregación Mariana que existió en el mundo, conocida como la Prima Primaria y oficialmente declarada por el Papa Gregorio XIII, como la cabeza de todas las Congregaciones. Se inició un 25 de marzo, día de la anunciación del arcángel a María Santísima, por esto está bajo la advocación de la Anunciación.

Las Congregaciones se extendieron por el mundo buscando la mayor perfección espiritual y humana, teniendo como fuente específica los Ejercicios de San Ignacio de Loyola y trabajando incansablemente en todas partes para ayudar a los hombres y mujeres en su realización como seres humanos e hijos de Dios.