Taller 24 de la Región Antioqueña

El pasado 20 de febrero se realizó en el Colegio San Ignacio de Loyola el Taller número 24 de Regionalización. Participaron más de 100 personas de las 22 obras que hacen parte de la Región Antioquia. La temática del taller tuvo como objetivos proyectar el trabajo del año, abordar con una actitud más consciente la responsabilidad ante el proceso de paz que está viviendo el país y reflexionar comunitariamente sobre el tema de la reconciliación y sobre el papel que tenemos como seguidores de Jesús frente a este tema de manera personal y también como obras de inspiración Ignaciana.


El Amor hacia los enemigos; la parábola de la oveja perdida; la ofrenda; la mujer adúltera fueron algunos de los textos bíblicos con los que el P. Horacio Arango, S.J. inició la reflexión donde enfatizó que un verdadero proceso de Reconciliación y perdón exige que los cristianos, seguidores de Jesús, seamos capaces de interiorizar hondamente la misericordia del Padre que nos perdona, nos reconcilia y nos envía a ser portadores de su paz. En este sentido, la Región Antioquia esta llamada a que sus acciones, proyectos, retos y metas para el 2016, consoliden esta propuesta en el quehacer cotidiano de las obras. Tener claro que para este año el propósito es incidir en la cultura y fortalecer la experiencia de fe, ya genera múltiples claridades y favorece los resultados.

Sin perder este ambiente de reflexión y conciencia, se dio paso al ejercicio práctico de opinión. Aquí lo que se buscó fue recoger las opiniones de manera indirecta acerca de lo que se piensa del proceso de paz en las obras. El ejercicio se denominó “Andan diciendo” y estuvo motivado a pensar siempre desde el otro, a contemplar lo que el otro es capaz de plasmar, y a reflexionar como sociedad civil qué tanto hemos asimilado el proceso de aproximaciones y acuerdos y qué tan comprometidos estamos en la construcción de la paz. Al final del ejercicio, se dio una plenaria de sensaciones donde los participantes pudieron expresar libremente todo lo que hablar de paz les significa. Se llegó a la conclusión de que la Paz es algo que todos quieren, sin embargo, el anhelo es que este querer se dé sin impunidad ni corrupción. De ahí que un proceso de discernimiento común se vea como algo necesario para romper prejuicios y contribuir activa y responsablemente.

Se cerró este momento con una reflexión sobre el texto de “La mujer adultera” ( Jn 8. 1-11).

En la última franja de la jornada tuvimos la fortuna de contar con la presencia de Merlis Mosquera, Gerente Regional, quien nos compartió sus reflexiones acerca del perdón y la reconciliación a partir de su amplia experiencia en el trabajo de acompañamiento a víctimas del conflicto armado en los países de Latinoamérica dentro del SJR. Merlis nos motivó a continuar de manera articulada en esta construcción de paz como hasta ahora se viene haciendo, resaltó el papel de los jóvenes en el taller y en todo el proceso de Regionalización, y nos pidió siempre mantener ese ánimo y alegría reflejados en el encuentro de los unos con los otros. Así concluyó la jornada y los participantes se fueron con el compromiso de ser acompañantes y protagonistas de la paz en sus obras, acciones y proyectos.