La paz comienza por casa

En medio de la realidad que afronta el país en la actualidad, con la disyuntiva de un plebiscito para poner fin a una guerra de más de 52 años, es necesario aunar esfuerzos y poner en nuestras oraciones constantemente tal propósito.


Es por eso que en el noviciado San Estanislao de Kostka, el pasado lunes 29 de agosto, en la fiesta del martirio de San Juan Bautista, se celebró la Eucaristía con esta especial intención, poniendo como símbolo la bandera de nuestro país doliente, con la representación de la paz, las víctimas y los victimarios. Se invitó a ser profetas de Cristo, sabiendo que Él es el Señor de la paz y se oró por las facetas que están involucradas en el conflicto, tales como los gobernantes, los niños y mujeres que han sido víctimas, los victimarios y nuestra propia iglesia.

Conociendo la responsabilidad que como ciudadanos cada uno de los habitantes de esta comunidad debe asumir en pro de la reconciliación, se están llevando diversas actividades apostólicas que lleven a este cambio en el corazón de los colombianos.

vea más fotos aquí.