Expedición Gonzaga: una actividad en torno a la familia y la naturaleza

110 niños y en total más de 300 personas disfrutaron de una caminata por el Sendero Ecológico del Colegio San Luis Gonzaga llamado "Ecogonzaga", el cual, tiene una longitud aproximada de dos kilómetros.


El padre Rector les dio la bienvenida a la actividad a las familias del Colegio San Luis, que acompañados de familiares, amigos y algunas mascotas, pudieron disfrutar de diferentes bases que se encontraban distribuidas por todo el trayecto (sillas de relajación, zonas de hidratación, pesca, picnic, música, globofexia y pintucaritas); éstas fueron coordinadas por personal del Colegio, el grupo scout 14 y algunos integrantes del Ejército, quienes se vincularon a esta actividad como voluntarios.

Para Catalina Potes, coordinadora de mercadeo del Colegio, la actividad tenía como objetivo promocionar el Preescolar del San Luis y acercar a las familias a este maravilloso tesoro, ocho hectáreas de bosque protegido con las que cuenta el Colegio, las cuales hacen parte de un proyecto ambiental que se lidera en la Institución desde hace más de 8 años.

El bosque del Colegio, tiene gran importancia para toda la Comunidad Educativa y es muy grande el trabajo que se ha desarrollado para su conservación, por eso, con la Expedición Gonzaga, se pretendía dar a conocer a todas las familias algunas de las ventajas que se derivan de un mayor contacto con la naturaleza.

Paula Aristizábal, coordinadora del Preescolar, nos comparte algunas de ellas:

• La naturaleza mejora el desarrollo cognitivo, ampliando la auto conciencia, la capacidad de razonamiento y de observación.

• Cuando disponen de vistas y contacto con el mundo natural, puntúan más alto en los test de concentración y auto-disciplina. A más verde, mejores resultados.

• Los niños que juegan con regularidad al aire libre, desarrollan más sus habilidades motoras de coordinación, equilibrio y agilidad, y caen enfermos con menor frecuencia.

• El mundo natural minimiza el impacto del estrés en la vida de los niños y les ayuda a enfrentar la adversidad. Cuanto mayor es el contacto, mayores los beneficios.

• Cuando pasan tiempo en espacios naturales, despliegan un juego más variado, imaginativo y creativo lo que les ayuda a desarrollar el lenguaje y las habilidades de cooperación.

• La naturaleza ayuda a los niños a desarrollar su capacidad de observación, su creatividad y les proporciona una sensación de paz y unidad con el mundo.

• El contacto cotidiano y las oportunidades de juego en la naturaleza, con unos valores éticos positivos, hacen crecer en los más pequeños un sentimiento de amor y armonía con el mundo.

El Colegio es consciente de todo lo anterior, es por eso que abre, frecuentemente, diferentes espacios durante el año para que los estudiantes y las familias puedan disfrutar de este tipo de actividades al aire libre y que traen tantos beneficios para quienes las disfrutan.

Para ver más fotografías haga clic aquí.