Ordenaciones Presbiteral y Diaconales

Con la imposición de las manos y la oración de la Iglesia, monseñor Daniel Caro, obispo emérito de la Diócesis de Soacha, ordenó presbítero a Álvaro Stivel Toloza Blanco, S.J., y diáconos a Jorge Hernández Quirama, S.J., y Vincent Lascève, S.J. (GAL).


La ceremonia, que se llevó a cabo el pasado sábado 26 de noviembre de 2016, en la parroquia San Francisco Javier de Bogotá, contó con la presencia de un nutrido grupo de jesuitas de la Provincia de Colombiana, familiares y amigos de los ordenandos, quienes los acompañaron en este inolvidable día que marca sin duda, sus vidas y el inicio de sus ministerios.

En su homilía, Monseñor Caro expresó a Jorge y Vincent que todo el sentido de un diácono se encierra en una palabra: Diaconía, servicio. “El tiempo diaconal es corto para Ustedes, pero el ministerio del servicio en la Palabra, en la Oración, en la Caridad, durará para siempre”.

Luego se dirigió al nuevo presbítero: “Álvaro Stivel ama a Cristo como él ha comenzado a amarte hoy. Es un amor nuevo, más profundo; amor de selección, amor que te hace de Cristo, para Cristo y solo para él”.

“Tenemos que pensar en el amor que Cristo comienza a profesar hacia un presbítero. Es un amor único. Es un amor que poco a poco, nos va haciendo presbíteros, consagrados, hostias, sacrificio, padres de los fieles, pastores.” Agregó el prelado.

Recordó a los ordenandos “Amor a la Virgen”, que ampara, defiende y da el carisma de ser amable y comprensivo.

Dijo a los nuevos diáconos y al presbítero que hay un grupo de sacerdotes que constituyen sus hermanos en religión, la Compañía de Jesús. “Este grupo de sacerdotes, son sus hermanos, su familia, son los suyos, que con anterioridad escucharon la voz del Señor y respondieron a su elección, eligiéndolo. Van adelante, pero desean que ustedes sean mejores”, puntualizó.

La celebración finalizó con un ágape fraterno.

Para ver la galería haga clic aquí.