Conmemoración Día de las Víctimas en el Concejo de Cúcuta

El pasado 9 de abril en las instalaciones del Concejo de Cúcuta - Norte de Santander, se llevó a cabo el primer acto solemne en memoria de las más de 200.000 víctimas del conflicto armado en la región.


Se conmemora en el marco del cumplimiento de lo estipulado en el Proyecto de Acuerdo N° 006 del 7 de abril de 2017, propuesto por el presidente del Concejo Nelson Ovalles, aprobado en plenaria por la Corporación Concejo de Cúcuta y apoyado por el Servicio Jesuita a Refugiados.

A través de este, se institucionalizó el Día Nacional de la Memoria y Solidaridad con las Víctimas del Conflicto Armado como acto solemne en el municipio. A partir de este año, cada 9 de abril se va a desarrollar una sesión de memoria y seguimiento a la implementación de la política pública local como símbolo de dignificación de las historias de todos aquellos que, aunque golpeados por la guerra se alzan diariamente en actos heroicos que abren el camino a la paz y la reconciliación, a todos aquellos que sobre todas las cosas han elegido la vida.

En este acto participaron representantes de la Mesa Municipal de Víctimas, la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas, el SJR Colombia, la Policía Nacional, la ASOCONPAZ (Asociación de Víctimas Conquistadores de Paz) y de manera especial tres personas que han perdido mucho a causa del conflicto armado, quienes en este espacio compartieron sus historias de vida llenas de esperanza y deseos de construir condiciones para propiciar la paz que permita al país llegar a la reconciliación social.

En representación de los procesos liderados por jóvenes, Gerson Cordero representante de la Asociación Jóvenes Soñadores de Ciudad Rodeo, dice: “dejando de lado los hechos pasados, y pensando en el futuro, con este proyecto hemos creído que podemos aportar a la construcción de una mejor sociedad…desde la misma asociación se ha motivado a que nuestros integrantes realicen o culminen sus estudios e ingresen a la educación superior, creemos que la educación es un medio para superar las condiciones de pobreza”.

Por otro lado, Baudilio Yáñez comenta: “Me propuse hacer gestión y a guiar a las víctimas... me involucré directamente con la mesa de participación municipal”. Al igual que él, diversos actores de la sociedad civil y la institucionalidad, nos encontramos en ese caminar y hoy el concejo municipal ratifica su compromiso para con los ejercicios de memoria histórica y defensa de los derechos de las víctimas, como un paso seguro en el cumplimiento de las responsabilidades territoriales en materia de política pública. Además, como un espacio de diálogo y construcción conjunta de un proyecto democrático para la superación paulatina de los efectos del conflicto armado.

En la misión del SJR de Acompañar, Servir y Defender población víctima o en riesgo de serlo, se han venido haciendo esfuerzos importantes por construir procesos de reconciliación y sanación de heridas basándose en el establecimiento de relaciones justas en todos los niveles, pero además en la defensa decidida de los derechos de todos quienes se ven afectados por las dinámicas de violencia del conflicto armado, en donde el compromiso ético y político de la representación del Estado es fundamental para retejer las relaciones y vínculos que el conflicto armado ha roto.

“Sigo luchando para salir adelante con mi familia gracias de todo corazón al SJR quienes confiaron en mí, en mis capacidades y mis deseos de superación. No sin antes terminar con una frase para la construcción de paz que tanto anhelamos en este país ´la paz comienza con una sonrisa” asegura Adriana Caro, mujer acompañada por el SJR a través de la línea de medios de vida.