Compartiendo nuestro encuentro: Delegados de Pastoral Juvenil y Pastoral Vocacional CPAL

Del 8 al 12 de mayo, los Delegados de Pastoral Juvenil y Pastoral Vocacional de las Provincias de la CPAL, nos reunimos en la Casa de Retiros Santos Mártires, Limpio-Paraguay. Hemos estado presente todas las Provincias a excepción de Bolivia, cuyos Delegados no pudieron asistir por compromisos contraídos por otras misiones.


El lunes 8, fue un día rico y fructífero. Además de dedicar un tiempo generoso a la presentación personal de los miembros de nuestro Equipo, concebido como comunidad en dispersión, gastamos el primer día en el intercambio de experiencias pastorales, tanto juveniles como vocacionales, y compartimos cómo se van desplegando nuestras pastorales en cada Provincia.

El martes y miércoles dedicamos el día a la formación. Con su sabia experiencia, el P. Carlos Domínguez Morano, de la Provincia de España, nos ayudó a profundizar en el tema de la afectividad y sexualidad en la juventud; y nos ayudó a descubrir pistas para la comprensión y el acompañamiento de los jóvenes con quienes trabajamos, a partir de su diversidad afectivo-sexual. Quedamos agradecidos a Carlos, por lo que nos transmitió y por su modo tan cercano y sencillo de hacerlo. Ha sido de mucho provecho para todos nosotros.

El martes, culminamos el día con la presentación de la realidad de la Compañía en Paraguay, ayudados por el P. Socio, Gabriel Insaurralde; también, tuvimos el gusto de conocer un poco más, y de primera mano, la realidad venezolana, y esto lo hicimos de la mano de Robert Rodríguez, miembro de nuestro Equipo. Ambas exposiciones nos han abierto la sensibilidad y el ánimo para sentirnos más cerca de las dos realidades.

El miércoles por la noche celebramos la Eucaristía en la Parroquia de Cristo Rey, donde se encuentra la Reliquia del Corazón de San Roque González de Santa Cruz. Después de la celebración, acompañada con buena música y cantos en guaraní y castellano, compartimos una estupenda cena con la comunidad jesuita, la que nos acogió con simpatía y generosidad.

Jueves, día intenso y provechoso. Fue dinamizado por tres temas que nos pedían reflexión y propuestas. La recepción de lo vivido en Impactando, y los desafíos que esto nos plantea; el Sínodo de Obispos sobre “Juventud, la fe y el discernimiento vocacional”, nuestro modo de acoger esta propuesta de la Iglesia y, a partir de ella, comenzar a diseñar cómo trabajarla con los jóvenes; por último, poner la mirada en el Magis 2019, conocer el estado de la cuestión de la mano de José Antonio Rubio, delegado de Centroamérica, para luego aportar nuestras ideas, y así pensar la manera de articularnos para ayudar a esta preparación que es y será muy exigente. El día lo coronó un bonito espectáculo de bailes, ofrecido por el ballet folclórico del Colegio Técnico Javier, el cual disfrutamos y agradecimos mucho. Durante este día contamos con la generosa compañía y colaboración de Clara Burguez – delegada del sector colaboración para la Cpal – y Galo Bogarim – coordinador de los centros sociales de la Cpal.

El viernes tuvimos una mañana de dispersión, paseando por el centro de Asunción, visitando la Casa de la Independencia. Por la tarde, definimos algunas tareas y acuerdos que nos ayudarán a articular nuestro trabajo. Realizamos la evaluación de esta semana en Limpio, y culminamos nuestra reunión.

El ritmo de los días fue sostenido por las oraciones matutinas y las Eucaristías, dinamizadas por distintos compañeros; la dimensión espiritual ha sido la fuerza de nuestra escucha, de nuestra reflexión y discernimiento, y de nuestra amistad en el Señor.

Queremos expresar nuestro agradecimiento a la Provincia Paraguaya, especialmente a Máximo Mendoza y a Arnaldo Flecha, quienes forman parte de nuestro Equipo; a la comunidad jesuita y a todos los colaboradores del Centro de Espiritualidad Santos Mártires, quienes nos han colmado de atenciones. Agradecemos, finalmente, a la CPAL que nos anima a estos encuentros y al trabajo en común.

Para ver más fotografías haga clic aquí.