¿Fátima es católica o musulmana?

  •    Mayo 17 de 2017
  •    Gustavo Jiménez Cadena, S.J.

Este sábado 13 de mayo se cumplieron cien años de la primera aparición de la Virgen María en el caserío de Fátima, en Portugal.


El Papa Francisco acudió como peregrino a la celebración del centenario y allí, en el santuario, declaró como santos de la Iglesia a Jacinta y Francisco, dos de los niños que vieron a María.

Todo buen musulmán sabe que “Fátima” es un vocablo árabe y que ese era el nombre de la hija predilecta de Mahoma, el profeta fundador del Islam. ¿Por qué Fátima, un nombre árabe con sabor musulmán, se le dio al pueblito de un país tan católico como Portugal?

Gran parte de España y Portugal permaneció invadida por los musulmanes a lo largo de casi ochocientos años. Se cuenta que el último jefe musulmán de la región antes de ser expulsado por los guerreros cristianos, tenía una bella hija llamada Fátima. La muchacha estaba enamorada de un joven cristiano. Se convirtió al cristianismo, se casó y permaneció en Portugal. Su esposo, que la quería tanto, logró que al pueblo donde vivían le cambiaran el nombre antiguo por el de Fátima.

Sin duda será una novedad para muchos colombianos informarse de que los musulmanes creen, al igual que nosotros, en un solo Dios y que veneran a la Virgen María como la mujer más excelsa y madre de Jesús; quien para ellos es un gran profeta, aunque no lo reconocen como Hijo de Dios.

En la torturada ciudad de Alepo, en Siria, también se celebró el centenario de la Virgen de Fátima hace cuatro días. En una ceremonia en que participaron católicos, ortodoxos y musulmanes se consagró a la Virgen de Fátima esta ciudad, medio derruida por la guerra, pidiéndole la paz.

El Corán es para los musulmanes el equivalente a nuestra Biblia. Este libro presenta a María como la mujer pura y limpia por excelencia, escogida por Dios entre todas las mujeres del universo (Corán 3,42-43). La propone como ejemplo a todos los creyentes, porque ella creyó en la Palabra de Dios y la cumplió (66,12). Por eso Dios la escogió para ser la madre de Jesús, el profeta de la bondad.

El ángel Gabriel, según el Corán, le dijo: “Soy el enviado de tu Dios y vengo a anunciarte un hijo bendito. La Virgen respondió: ¿De dónde me vendrá este hijo? Ningún mortal se ha aproximado a mí y el vicio me es desconocido”. Luego el ángel le explica que para Dios nada es imposible y que realizará el milagro del nacimiento virginal (19, 18-23).

María es para los musulmanes la Señora por excelencia. Cuando murió su hija Fátima, Mahoma escribió: “Tu eres la más bendita entre todas las mujeres del paraíso, después de María”.

En conclusión: Fátima es católica; pero también es musulmana: por el origen del vocablo y por la veneración que los seguidores de Mahoma profesan a María.

¿La Virgen Santísima llevará algún día a los musulmanes a aceptar a Jesús como Hijo de Dios?