Grupo `Semilla de Mostaza´

En el Colegio San Luis Gonzaga se ha conformado un grupo muy valioso de mamás llamado `Semilla de Mostaza´. Un apostolado de oración por los hijos.


Todos sabemos de la situación actual de la sociedad en la que nos encontramos, con sus crisis en lo político, con sus tensiones y polaridades…, en lo social, en lo económico, en lo religioso, en lo ecológico, en lo cultural, etc. En este ambiente difícil y lleno de incertidumbres y a la vez de tantas posibilidades, van creciendo los niños y los jóvenes que necesitan acompañamiento, orientación, formación y oración para un futuro mejor.

Conscientes de la realidad y frente a la crisis actual de familia, de valores, de riesgos, desafíos un grupo de mamás obedeciendo a la moción Espíritu que las motivaba, quisieron formar un grupo de oración y apoyo para sus hijos llamado: `Semilla de Mostaza´. Un aporte que parece simple, pero importantísimo y esencial como es la oración. Gandhi decía: “No hago nada sin antes orar”.

Se reúnen los martes a las 7:45 a.m. y los viernes a las 2:30 p.m. y con el arma del rosario, empiezan devotamente su oración. Hay un núcleo constante de siete u ocho mamás, más los invitados e invitadas que quieran y puedan asistir.

Han colocado una urna en la capilla para que todos los que deseen depositen sus intenciones, peticiones, oraciones… y que al final del mes, en la Eucaristía, son leídas, ofrecidas y presentadas en oración ante el altar. Han escrito papás, docentes, alumnos… con peticiones sinceras y llenas de amor y fe. Estos momentos de oración han sido muy bonitos y emotivos.

Este año tuvieron la feliz idea de pasar en grupo peregrinando por cada salón con la imagen de la Virgen de Fátima, con motivo de los 100 años de la aparición, en Coba de Iría. En la toma de contacto, hacían una breve reflexión y oración con una canción: “He ahí a tu Madre”. Todos los alumnos acogieron con devoción y respeto este momento.

Gandhi decía: “Cuando uno ora algo cambia en uno y en el ambiente”. Indudablemente el fruto lo percibimos en el Colegio San Luis Gonzaga, después de un año y dos meses de esta bella experiencia de oración constante. Dios bendiga al grupo de mamás comprometidas y entusiastas, regalo y bendición para todos y especialmente para sus hijos, “que son sus más lindos tesoros después de Dios”, como ellas mismas lo expresan.

Para ver la galería haga clic aquí.