Las obras de la Compañía de Jesús en Nariño deseamos ayudar a la construcción de personas que, comprometidas con la realidad de su región y sus gentes, viabilicen el desarrollo de estos territorios fuera de la mirada centro-periferia.

 

Región Nariño

En Nariño le apostamos a la experiencia y formación ignaciana comprometida con la realidad, a la educación pertinente, a la sostenibilidad regional y a la solidaridad y hospitalidad con los migrantes forzados


El equipo de regionalización de las obras de la Compañía de Jesús en la región de Nariño ha consolidado la línea base operativa para las actividades apostólicas en la región, identificando los procesos, proyectos e iniciativas que se propone realizar en el territorio en forma conjunta de cara al trabajo a las tres fronteras identificadas.

  • Espiritualidad y formación ignaciana comprometida con la realidad, que promueve la apropiación de la espiritualidad ignaciana de los miembros del equipo apostólico para cualificar su servicio en la región y a las fronteras apostólicas.
  • Educación permanente y sostenibilidad regional, que busca ofrecer una educación pertinente con enfoque pedagógico, que conecta el equipo apostólico con los procesos de dinamización de las potencialidades del Departamento y en la resolución de sus mayores dificultades y retos.
  • Solidaridad y hospitalidad con migrantes forzados, que fomenta la construcción de una cultura de Paz a través de un trabajo en red con las organizaciones sociales presentes en las regiones fronterizas de Colombia y Ecuador que ofrezcan protección a las personas en migración forzada y promueve un proceso de solidaridad y hospitalidad.

Las obras de la Compañía de Jesús en Nariño deseamos, con este empeño, ayudar a la construcción de personas que, comprometidas con la realidad de su región y sus gentes, viabilicen el desarrollo de estos territorios fuera de la mirada centro-periferia.